Clouder Blog

Tu historia tiene una entrevista

Coincidencias

Parece hecho a propósito, pero no es así. Que hace poco conociésemos que cada jugador de la selección española de fútbol pueda llegar a cobrar 720.000 euros en caso de repetir título de campeón en el Mundial de Brasil, la prima más alta de la historia, no tiene nada que ver con que justamente hoy publiquemos el making-of del presidente de la Asociación Española de Filosofía del Deporte. Simplemente es una coincidencia.

La entrevista a José Luis Pérez Triviño tuvo lugar hace algo más de dos meses en Madrid, en el hotel donde se alojaba y cuya cafetería vio cómo el aforo iba en aumento a medida que se desarrollaba la entrevista… Muy a pesar nuestro, por los constantes ruidos.

 

http://youtu.be/fHludZgqUQk

 

En cualquier caso, Pérez Triviño habló con voz fuerte, pero serena, de cómo el deporte se ha convertido en un espectáculo y de las cuatro importantes lacras que, a su juicio, habitan en éste: el dopaje, la corrupción y amaño de partidos, la violencia y el racismo. Todo ello abordado desde un punto de vista ético y desde el prisma de quien es conocedor de los verdaderos valores que aporta el mundo del deporte.

Sin duda alguna, lo que más nos sorprendió fue su postura frente al dopaje. Pérez Triviño afirma que el “dopaje podría estar tolerado en el deporte actual si se establecieran determinados límites a algunas formas de dopaje”, siendo uno de estos la salud del propio deportista, obviamente. Además, hablamos sobre el peso que tendrán en el futuro los avances de la biotecnología en el deporte o de la importancia del tercer tiempo.

Terminamos la entrevista y, enfrascados en los pensamientos y declaraciones del clouder, nos topamos a la salida del hotel con Pedro García Aguado, waterpolista español (oro olímpico en Atlanta y campeón mundial en Perth) que superó su adicción a las drogas y al alcohol. Simplemente fue una coincidencia.

Posted by Miguel on 6 diciembre, 2014 | Posted in Sin categoría | Tagged , , | Comentarios desactivados

Una pasión visceral

Confieso que no soy un gran amante del fútbol. Reconozco que no soy un seguidor acérrimo de ningún equipo, aunque pueda tener mis preferencias. Pese a esto, llego a entender –y me hace gracia– cuánto afecta a muchos seguidores del balompié cuando su equipo pierde, y los lunes se les hacen todavía más lunes.

Hablar con Juan Antonio Bueno Álvarez es como leer un libro que describe de manera detallada cada unos de los recuerdos y lugares comunes de todos los hinchas que vivieron las diferentes ediciones del Mundial de Fútbol. Bueno Álvarez cuenta las historias de las citas mundiales cómo si las hubiese vivido. Pese a disfrutar como pocos de cada celebración mundialista, se muestra racional y no duda en reconocer la sinrazón de la pasión visceral por este deporte.

 

 

Mis primeros recuerdos mundialistas están vinculados a los bares de los hoteles del sur de Tenerife, cuando una fea mascota (o lo que fuese aquello) no dejó de verse en las televisiones durante el verano del 90. Los alemanes presentes en la isla, ya fuese por vacaciones o porque viviesen allí, dieron buena cuenta de la consecución del título. Luego estuvo el Mundial celebrado en Estados Unidos, cuyo álbum de cromos hicimos mi hermano y yo. Del de Francia 98 apenas recuerdo casi nada, y de los siguientes, todo aquello de lo que un seguidor “normal” puede acordarse.

Soy de los que opinan que el fútbol, y en general el deporte, se ha convertido en un espectáculo, como bien apuntaba nuestro clouder José Luis Pérez Triviño. Los resultados, positivos o negativos, de aquellos equipos o deportistas que me puedan caer simpáticos no afectan a mi vida diaria, pero reconozco que hay momentos deportivos que se convierten en una marca temporal. Todos recordamos dónde estábamos cuando marcó gol Iniesta.

Posted by Miguel on 28 noviembre, 2014 | Posted in Entrevistas, Making-of | Tagged , , , , | Comment