Clouder Blog

Tu historia tiene una entrevista

Armas de persuasión masiva

Ya sabéis que nos chiflan las pelis y las series, y que somos muy cotillas. Así que un día, saliendo del cine, se nos ocurrió que teníamos que entrevistar a algún actor de doblaje –que parece que no se prodigan mucho– para que nos contara los intríngulis de su profesión. Pedí consejo a un colega del trabajo que ha participado en algún doblaje y me recomendó que echara un vistazo en la página web del Sindicato de Actores de Doblaje de Madrid (Adoma). Allí tienen un banco de voces con información de todos los afiliados y Óscar, el programador y muchas cosas más de Clouderview, me ayudó a hacer una selección de clouders en potencia.

Optamos por David García Vázquez por cinco razones: Perdidos, Los Simpson, Forest Whitaker, Goofy y Scooby-Doo. Bueno, reconozco que yo también le elegí por ser la voz de John Corbett, que tiene su puntito sexy… Y, cómo no, porque además tenía un blog estupendo sobre teatro, David desde el patio. Nos pusimos en contacto con él por e-mail y respondió en seguida, pero no eran buenas noticias; decía que no era muy amigo de las entrevistas y que estaba muy liado. No obstante, dejaba una puerta abierta a la esperanza: la web le había gustado y le picaba la curiosidad.

 

http://youtu.be/7rI-QYpL6y8

 

Desenfundamos todas nuestras armas de persuasión masiva y ¡logramos convencerle! “Que sí, que lo hago, que me apetece mucho”, respondió. Ahora había que localizar un sitio donde hacer la entrevista, y esta vez nos costó encontrarlo. David propuso una decena de salas de teatro y, aunque la mayoría estaban dispuestas a colaborar, fue imposible cuadrar porque nuestros horarios eran incompatibles con la programación, ensayos y cursos de todos los teatros. ¿De todos? ¡No! Finalmente El Sol de York –¡gracias Javier!– nos dejó colocar los bártulos en su patio de butacas, un lugar donde David se siente muy a gusto.

Al final, parece que la experiencia le gustó, tanto que, cuando se enteró de que su entrevista había sido la más leída en marzo, nos dijo que podíamos hacerle otra cuando quisiéramos. Que conste que no se nos pasa una y que lo tendremos en cuenta porque nosotros también lo pasamos genial. De hecho, el tiempo que nos habían concedido en El Sol de York se nos quedó corto y continuamos la entrevista en un bar. Así que, David, ¡cuando quieras!

Posted by Sandra on 23 diciembre, 2014 | Posted in Sin categoría | Tagged , , | Comentarios desactivados