Clouder Blog

Tu historia tiene una entrevista

Touché!

Ver tirar a Araceli Navarro es una maravilla. Como buena sablista, sale rápido, decidida a imponerse al contrincante, pero con la suficiente sangre fría para ser paciente y leer la acción de la tiradora que tiene enfrente. Con cada tocado a favor, aprieta el puño y grita. Sin embargo, a la hora de responder preguntas parece espadista, se lo piensa más. Da la impresión de que reserva el arrojo para la pista, para la competición.

 

https://www.youtube.com/watch?v=ZbQfLsn0bO0

 

No obstante, a veces, el coraje flaquea. Quizá por la presión, por la exigencia del deporte de élite o porque la autoconfianza se va de vacaciones. En un vídeo grabado a finales de 2012 contaba esto: “Hay días que llego a la competición y creo que me voy a comer el mundo, y me da igual quién se ponga delante. Pero hay otros que no te lo crees tanto o que crees que el que está enfrente va a ser mejor que tú, y te sale todo un poco mal”. Con entrenamiento, Araceli también ha ganado el asalto contra las dificultades y ha recuperado la tranquilidad, la seguridad y la autoconfianza que, ojalá, la catapultarán a los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Y si verla competir es una maravilla, tenerla como maestra de esgrima es un lujo. Desde hace unos meses imparte clases de sable en el Club de Esgrima de Madrid. Es una profesora exigente, seria y metódica. Se fija en todos y corrige cada gesto técnico que practican los alumnos para que la ejecución sea lo más perfecta posible. También sonríe, bromea y te felicita cuando consigues hacer medianamente bien eso que a ella le sale de forma natural. Si siempre reconforta que te den la enhorabuena por el trabajo bien hecho, cuando quien te lo dice es una deportista olímpica es imposible no sentir una pizquita de orgullo, una chispa que anima a seguir practicando este deporte tan bonito como complejo.

Hace unos días, en su Facebook, compartió con sus seguidores y amigos una frase de Michael Jordan que le sirve de inspiración: “Algunas personas quieren que algo ocurra, otras sueñan con que pasará, otras hacen que suceda”. Sin ninguna duda, Araceli pertenece al tercer grupo y tenerla cerca hace que esa forma de afrontar la vida se te pegue un poco.

Posted by Sandra on 31 diciembre, 2013 | Posted in Sin categoría | Tagged , , , , , , , , , , | Comentarios desactivados