Clouder Blog

Tu historia tiene una entrevista

La recompensa

Vargas Llosa decía en Cartas a un joven novelista: “(…) quien ve en el éxito el estímulo esencial de su vocación es probable que vea frustrado su sueño y confunda la vocación literaria con la vocación por el relumbrón y los beneficios económicos que a ciertos escritores (muy contados) depara la literatura. Ambas cosas son distintas”. Sin duda alguna, João Ricardo Pedro no buscaba la fama o el dinero, lo que buscaba era un quehacer diario después de quedarse en paro. Después de ver cómo el ajetreo de dirigir grandes proyectos de ingeniería reverberaba en el silencio de su casa, tras dejar a sus hijos en el colegio y haber hecho la compra.

João es un tipo afable que nos recibe en las oficinas de la editorial Planeta en Madrid. Se muestra algo cansado de tanto hablar de Tu rostro será el último, sabiendo que al día siguiente le tocará hacer lo mismo en Barcelona. Su extrañeza inicial por la clase de entrevista que está ofreciendo (explicar qué es Clouderview, cada una de las secciones –y la finalidad de las mismas- es cuando menos complicado si todavía no está lanzada la web) desemboca en un diálogo continuo, lleno de risas y pensamientos en voz alta.

 

http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=T9cmm8Onncs

 

Al igual que el lector con su novela, João descubre poco a poco para qué sirve que se grabe en video la entrevista (si ya hay una grabadora de voz) y qué esconderá esa especie de carpeta gigante de la que asoman cartulinas con forma de nube. Al final, posará con timidez para las fotos, mostrando en sus ojos la modestia de quien cree que su obra tiene muchos fallos y no merece ser comparado con Cortázar o Saramago.

João reconoce su golpe de suerte, pero lo exprime hasta la última gota, sabedor de que su segunda novela está alojada en algún punto de su cabeza, y saldrá a borbotones para plasmarse en la pantalla de su ordenador. Confiesa que ya no recuerda cómo era su vida anterior; que como a la familia portuguesa de la que habla en el vídeo, parece que haber sido ingeniero fue un accidente en su vida. Y es que su vocación por la lectura siempre fue la amante solitaria que le esperaba tras salir del trabajo y compartir los momentos familiares. Una vocación que le premió con la mayor recompensa: ser leído.

P.D: Cada viernes se publicará un post con el making-of de un clouder.

Posted by Miguel on 5 diciembre, 2013 | Posted in Sin categoría | Tagged , , , , , | Comentarios desactivados